Los nervios, la ansiedad o simplemente la mala costumbre, hacen que muchos adultos se lleven los dedos a la boca y se muerdan las uñas de manera compulsiva casi sin darse cuenta, afeando sobremanera las manos y afectando directamente a nuestra salud. Y es que se trata de un hábito cuyos perjuicios no son únicamente estéticos, sino que también puede generar infecciones y afectar a dientes .las uñas acrílicas son muy recomendables para estos casos tan extremos, y el tratamiento está igualmente indicado tanto para mujeres como para hombres

Publicado: 30 de Marzo de 2017 a las 21:27