El láser de diodo Helios deshabilita de forma más efectiva el vello que se encuentra en fase de crecimiento. Debido a que no todo el vello en el área tratada está en dicha fase, puede ser necesario más de un tratamiento para destruirlo. El resultado en cada persona puede variar dependiendo de varios factores, como la edad, tipo de piel, color del pelo, patologías, etc.

Lo normal suele ser realizar de 4 a 8 sesiones sobre la misma zona, con intervalos de 2 a 3 meses.

La pérdida de pelo de forma permanente en cada sesión puede variar normalmente entre el 25% y el 35% del número de folículos tratados.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted