La depilación permanente se produce mediante la fototermólisis selectiva que consiste en la destrucción del folículo piloso, con la melamina absorviendo la energía luminosa y trasformándola en energía térmica para que se produzca su destrucción.

El tratamiento consiste en ir pasando la punta del láser con el cristal de zafiro refrigerando a -10ºC sobre la piel de la zona a tratar. No suele necesitar anestesia debido a su sistema de enfriamiento activo que enfría antes, durante y después del pulso, sin dañar la piel y atenuando el dolor y posibles quemaduras.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted